El Amor que cambia el Mundo – Día 4

Aclamen alegres al SEÑOR ,
habitantes de toda la tierra;
adoren al SEÑOR con regocijo.
Preséntense ante él con cánticos de júbilo.
Reconozcan que el SEÑOR es Dios;
él nos hizo, y somos suyos.
Somos su pueblo, ovejas de su prado.
Entren por sus puertas con acción de gracias;
vengan a sus atrios con himnos de alabanza;
denle gracias, alaben su nombre.
Porque el SEÑOR es bueno y su gran amor es eterno;
su fidelidad permanece para siempre. Salmo 100

Novenas dia 4.pngEn estos tiempos necesitamos tener los ojos bien abiertos. Con tantas preocupaciones que vivimos, los seres humanos nos hemos vuelto egoístas y solo pensamos en nuestro  bienestar. Quienes seguimos a Cristo no podemos andar dormidos por la vida.Necesitamos de unos ojos capaces de descubrir en nuestra familia, nuestros amigos, nuestros compañeros y más aun en quienes son diferentes a quien nos necesita. El gozo de la presencia de Dios en medio de nuestra vida es para compartirlo con todas las personas.
Debemos estar dispuestos a acercarnos y ayudar en cualquier momento por que el amor de Dios no tiene fronteras.
Oración:
Danos vista clara que vea el dolor;
y danos oídos que presten atención!
Manos dispuestas para ayudar,
y pies que no duden en ir a buscar
Labios que contentos se abren al cantar,
invitando a todos para alabar!
Junto a ti este Adviento queremos estar
y ser centinelas para los demás. Amén
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.